MILLENNIALS, EL TARGET DE MODA

Dicen de ellos que no les gustan los bancos, ni las hipotecas, ni los coches y que pocos se casan. Son los millennials, la generación del milenio, término acuñado por primera vez en 1993 la revista Advertising Age para referirse a los adolescentes de aquella época. Nacidos entre 1985 y 1994, crecieron con todas las comodidades y ahora se enfrentan a una dura crisis económica y al difícil acceso al mundo laboral. Son un público diferente, muy deseado y al que tienen las marcas en su punto de mira. Son el target del futuro… y lo saben.

Se dice pronto, pero no es nada fácil para firmas acostumbradas a la comunicación tradicional atraerles, ¿por qué? Sienten especial apego por las tecnologías, se mueven como pez en el agua por las redes sociales y para ellos no hay mejor prescriptor que el “boca a boca”. Necesitan ser escuchados, sentirse involucrados, huyen del marketing de interrupción y han conseguido que la comunicación de masas sea sustituida por el marketing de amistad. No hay app que se les resista, aunque Fever y Snapchat son imprescindibles en el top-ten de todo millennial que se precie.

Mill_Time

Esta conocida como “generación Y” ha llegado para jugar con reglas renovadas. Son quienes están impulsando realmente el pago a través aplicaciones y, por si alguien a estas alturas de campeonato lo sigue dudando, en sus manos está definir hacia dónde se dirige Internet o cómo evolucionarán las tecnologías móviles.

Quien quiera cautivarlos deberá hacerlo a través de contenidos, convertirlos en amigos de la marca y hablarles de lo que realmente les interesa. Para mí que soy un pelín anterior a ellos (puntualizo, sólo un pelín) he aprendido a conocerlos y a “decodificarlos” a través de mi mano derecha en el departamento digital, Paloma. ¡Es el prototipo! y os aseguro que cumple todos los requisitos de un millennial de manual. Queridas marcas, ¿queréis cautivarla? Sólo un apunte, no os será fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *