APPLE: CASI 40 AÑOS MORDIENDO LA MANZANA

Decía Luchino Visconti en el Gatopardo: “Algo tiene que cambiar para que nada cambie”. No sabemos si los “Steve” –Jobs y Wozniak– eran aficionados al cine italiano, cuando allá por 1976, crearon una de las marcas que con los años se ha convertido en un icono mundial que se reinventa con cada nuevo lanzamiento de producto: la célebre Apple.

Hablar de ella, es sinónimo de diseño y, sobre todo, de deseo. Es algo irracional. Tiene defensores a ultranza y detractores frenéticos. Puede gustar o no, eso es lo de menos; lo importante es que no deja indiferente a nadie. Productos tecnológicos e informáticos ofrecen muchas, muchísimas marcas pero los sentimientos y el deseo que genera esta, difícilmente es superable. ¿Por qué? Quizá porque hace ya tiempo se le quedó “pequeño” el concepto de marca y pasó a ser lo que Kevin Roberts, director general de Saatchi&Saatchi, definió en 2004 como Lovemark.

Defendía Roberts que el 80% de las decisiones de compra se toman por impulsos irracionales y que es la emoción y no la razón la que mueve a los seres humanos. Algo, o mejor, mucho de esto sabe esta “gran manzana” que consigue subir los niveles de adrenalina y crear una expectación, como pocos lo logran, con cada lanzamiento de sus producto. Primero fue el Apple I, el primer Apple –por el que un coleccionista de producto de tecnología vintage pagó 303.339€ en una subasta de Christie´s en 2013– el Apple II, el iMac (que llenó de color nuestra vida), el iPod, iPhone, iPad y ahora, le toca el turno al Apple Watch.

¿Cuántos de vosotros estaríais dispuestos a hacer cola durante horas para gastaros, como mínimo, 600€ en la última versión de su teléfono? No sé si mi devoción por esta marca llega a tanto (por ahora, no), pero no concibo ya mi día a día sin mi iPhone; específico… iPhone, no me vale cualquier otro dispositivo aunque incluso sea más avanzado. Tengo que reconocerlo: he caído en manos de una lovemark… y ¡me encanta!

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *