A LOS 65… ATRAPADOS EN LA RED

Todavía recuerdo la cara de horror de mi adorable tía Carmen la primera vez que se vio frente a frente con un smartphone que acababa de regalarme. Ni que decir tiene que términos como WhatsApp, wi-fi o 4G eran un nuevo dialecto del chino mandarín para ella. Y también para toda una generación que veía en las nuevas tecnologías un universo de acceso restringido.

Pero… ¡cómo ha cambiado el cuento! Lo que hace unos años era una relación difícil ha pasado a ser, en tiempo record, un auténtico romance tecnológico. Con flechazos incluidos. Los mayores han descubierto en Internet una forma diferente de relacionarse y estar informados, independientemente de sus limitaciones físicas. Y eso es fantástico, porque les permite seguir el ritmo de una sociedad en continua evolución, ser parte activa en ella y, además, aumenta tanto su autoestima como su autonomía. Ni en sueños hubiese imaginado a mi padre enviándome mensajes cargados de emoticonos, ni a mi madre dictándome la receta de la porra antequerana (¡la suya es espectacular!) vía Skype.

Las marcas se han fijado en esta nueva generación de internautas que, a imitación de los más jóvenes, se dejan seducir por ofertas especialmente diseñadas para ellos. No en vano, casi el 10% del total de compras online en España las realizan mayores de 55 años, según datos del Informe European B2C E-commerce Report 2014. Por cierto, ¿sabíais que la primera compra online la realizó en 1984 Jane Snawball? Una mujer de… ¡72 años!

Son una nueva, divertida y activísima generación de mayores. Que van a clases de Google, no viajan sin el Kindle y le preguntan a sus hijos si “han cenado” vía Whatsapp (eso sí, en su idioma y con párrafos que nada tienen que envidiarle en extensión al mismísimo Quijote). Ya sabéis: cuando se acerque el cumpleaños de alguno de los mayores de la casa, nada de recurrir a los aburridos perfumes o bufandas de siempre. Pasaos por la tienda de telefonía más cercana o indagar entre los gadget tecnológicos último modelo. Visto lo visto, el éxito está asegurado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *