Foto vintage

Feliz 50 cumpleaños Baqueira Beret

Todas las mañanas me despierto con la información del tiempo. Pero no sólo miro la información para Madrid, también la del Valle de Arán. Porque yo, apasionada del esquí, tengo siempre un pie en Baqueira Beret. Los que me seguís, sabéis que soy una enamorada de la nieve; me encanta el frío, sí.

Y este año, junto a Baqueira Beret, la escuela de esquí Era Escola, también cumple 50 años.

Yo todavía no había nacido.  Mi primer viaje, a la que se ha convertido en mi estación favorita, fue cuando cumplí 16 años. Mi abuelo fue esquiador militar durante la guerra civil, cuando todavía se subía la montaña con los esquís a cuestas. Mi padre nos hizo amantes de este deporte.

Recuerdo una anécdota muy divertida que haciendo autostop para subir a las pistas nos recogió un señor encantador que iba acompañado de alguien. La voz me sonaba y yo le miraba por el retrovisor. Fue al bajarnos, cuando me dí cuenta de que la persona que nos había tan amablemente recogido era el mismísimo Rey Juan Carlos I.

Nuria-Baqueira

Son recuerdos de aquella estación que me enamoró por su gente. Algo tiene el Valle que me atrae. La estación es una de las mejores de Europa en cuanto a nivel de esquí. Una empresa familiar que lucha cada año por ofrecer lo mejor que tiene a sus esquiadores a quienes cuida con un excepcional trato. Los saludos matinales con una gran sonrisa de todos los pisteros y gente que hace posible que allí se respire buen rollo. La asistencia al esquiador en los remontes y el cuidado de los niños es su principal “leiv motiv”.

Estos 50 años los celebra Baqueira con una ilusión especial y te hace transportarte  en el tiempo, viendo como ha crecido el Valle y la estación cuidando el medio ambiente y ofreciendo todo tipo de actividades paralelas al esquí como el montañismo, ahora tan en auge. Gracias a las diferentes organizaciones que han surgido para ayudar al amante de la montaña a descubrir sus increíbles rutas, el creciente interés por el crosscountry, la moda de la bicicleta y el fomento de la gastronomía, hace del turismo en el Valle de Arán una actividad con todo tipo de lujo y para todos.

Siempre digo que así como Zara ha hecho que ya todo el mundo tenga acceso a vestir bien y a la moda, Decathlon, el templo del deporte, ha ayudado mucho a que ahora todo el mundo disponga de unos buenos equipos y la moda en la montaña haya alcanzado un gran nivel.

Montañeros y ciclistas equipados de arriba abajo, ayudan a formar parte del bello entorno de la montaña. ¡Baqueira Beret tiene un nivel de deporte que compite con las grandes estaciones americanas! Abrigos de piel y ropa técnica de la mejor calidad junto con un comercio cada dia mas trendy hacen del Valle un sitio mágico. Tanto al que le gusta ir a relacionarse, como el que quiere privacidad: allí, todo el mundo se siente bien.

50 años de trabajo, esfuerzo e ilusiones que bien vale celebrarlo, ¡enhorabuena!

 

Hola. Cuéntame tu opinión ;)