Feijoada-okk

Feijoada, un carnaval de emociones

Decía de forma repetitiva una conocida serie de televisión “se acerca el invierno…”  Pues lo que es, a Madrid, ya ha llegado y, a juzgar por la actual bajada de temperaturas, para quedarse como mínimo hasta marzo.

A mí en esta época del año me apetece hacer planes que incluyan una buena sobremesa. Buena charla y mejor compañía, después de un almuerzo sin las prisas de toda la semana.

Y con este frío, vuelve como cada año la tan esperada y deliciosa Feijoada de los sábados de Rubaiyat. Es un guiso de tradición brasileña que tiene su origen en la época de colonización europea en Río de Janeiro. Se dice que el origen del plato está en los esclavos de Brasil, que añadían a las feijãos (judías negras)  la carne que sobraba de las fiestas de los dueños de las plantaciones. Es propia de los meses de invierno debido a su contundencia. Hoy en día se conmemora en familia con una bonita puesta en escena.

Feijoada_Rubaiyat_baja_2

Si no habéis ido nunca, es el momento. Un suculento desfile de más de 20 ollas de cobre en ebullición dispuestas en modo bufé, como manda la tradición brasileña. Un menú delicioso que se convierte anualmente en toda una celebración y un acontecimiento gastronómico.

Decir que la Feijoada es sólo un plato brasileño es quedarse corto. Quienes asisten por primera vez a su celebración, suelen sentirse abrumados ante la explosión de texturas, colores y cantidades de su presentación. ¡Qué recomendable y apetecible para un sábado de invierno con familia y amigos!

Si creíais que Brasil era sinónimo de calor y buen tiempo, ahora podéis confirmar que es un destino apetecible en cualquier época del año. Y sin salir de Madrid, ya que Rubaiyat encarna todo lo que a Brasil en gastronomía se refiere: exotismo, sabores y sensaciones para un  sábado diferente.

Hola. Cuéntame tu opinión ;)